Profecía autocumplida

En un post anterior hablamos acerca de la valentía que tenemos que tener para perseguir un sueño y hoy me gustaría compatir con vosotros la teoría de la profecía autocumplida que apoya mucho lo que ya he comentado en ese post.
Tal y como dije anteriormente el primer paso para cumplir un sueño, objetivo o reto es creer en él. Es importante visualizarlo para que podamos conseguirlo, articularlo y materializarlo para que éste se pueda realizar, y cada día estoy más convencido de ello, pienso que es una condición necesaria.
Al visualizar tus objetivos te darás cuenta que si quieres conseguirlo tendrás que cambiar cosas, puede que sean actitudes y comportamientos o simplemente rutinas en tu día a día, pero tendrás que hacer algo, sino no los conseguirás nunca.
Cambiar comportamientos y actitudes requiere un esfuerzo muy importante por tu parte y es entonces donde coge mucha importancia “creer” que puedes conseguir tus objetivos y visualizarlos todos los días. Es ahí donde entra el concepto de profecía autocumplida. 
Una profecía autocumplida es una predicción que una vez realizada provoca que ésta se convierta en realidad o como la definió el sociólogo Robert K. Merlin que dijo “la profecía autocumplida es en principio una definición “falsa” de una situación que al definirla despierta un nuevo comportamiento que hace que la definición original falsa se convierta en una realidad verdadera”. Puede parecer un concepto un poco enrevesado pero lo que viene a decir es que en el minuto uno en el que cada uno de nosotros hacemos una visualización o definición de un futuro, sin quererlo nuestro comportamiento se modifica para ayudar a que esa predicción se vuelva una realidad en el futuro. Es muy importante entender el poder que tienen este tipo de predicciones o profecías que cada uno de nosotros realizamos de nosotros mismos ya que éstas modulan nuestros comportamientos y éstos son la base de cualquier reto u objetivo que queramos conseguir. Estas autoprofecías pueden ser positivas, es decir, cuando las realizamos tenemos una visión positiva de lo que va a ocurrir y ésta hará que estemos mejor, pero tambien puede ser negativa y entonces esa misma autoprofecía hará que tu comportamiento te lleve a esa situación que no querías pero que habías predicho, con lo que deberías de tenerlo muy en cuenta a la hora de anticipar situaciones futuras.
También podemos hacer este tipo de predicciones en otros, es decir, nuestra profecía  puede influir en el comportamiento de otros haciendo que éste se convierta en una realidad. Esto se conoce como “Efecto pigmalion”. Es muy importante tenerlo en cuenta cuando liderados a otras personas, pero lo veremos en otro post…
Y para finalizar este escrito os dejo una frase que dijo Henry Ford que dice “Tanto si piensas que puedes como si piensas que no, en ambos casos tienes razón”. De ti depende…
Un abrazo
Yayo

2015/01/img_9098-1.png

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Influencia, Liderazgo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s