Se tu…se tu mismo. Explora y explota tu talento

Hubo un tiempo en los entornos empresariales en los que se valoraba que fueras uno más, que cumplieras con las normas, que no destacases, que no opinases, ya que podías ser el centro de atención de tu jefe, y eso no era bueno…podía traerte problemas. Tenías que ser buen chic@ y cumplir con las órdenes de tu superior a rajatabla.
Pero todo esto está cambiando, la evolución empresarial ha hecho que hoy estemos en una época en la que lo que realmente se valora es que cada uno de nosotros explotemos nuestro potencial individual, irrepetible y por tanto único que nos hace especiales. No existe nadie en el mundo como cada uno de nosotros.
Este enfoque actual abre un sinfín de posibilidades. Tenemos la oportunidad, si nos comprometemos con ello, de marcar la diferencia en nuestro día a día, de aportar esa diferenciación que nos hace únicos, de explotar todo nuestro potencial… En resumen de poner en valor todo tu talento y potencial individual.
Pero esto no es tan fácil conseguirlo como decirlo y te va a exigir un esfuerzo extra por tu parte. Vas a tener que enfocarte y trabajar todos los días para poder desarrollar todo tu potencial.
¿Y que necesitas para desarrollar todo tu potencial?

1-Explórate.
Lo primero que debes hacer es “explorarte”, es decir, conocerte perfectamente, conocer tus motivaciones, tus gustos, que es aquello que te da energía, y que es lo que te la quita. Cuales son tus debilidades, pero lo más importante, cuales son tus fortalezas (En base a estas últimas se construirá tu talento).

2-Define tu visión personal, tu sueño. 
Si importante es conocerte a ti mism@, también es muy importante definir cual es tu sueño por conseguir. Al definir tu sueño, estas visualizando tu futuro, lo estas materializando, y esto te hará consciente de lo que necesitas trabajar para conseguirlo y ver hasta que punto encajan tus fortalezas, tus motivaciones con las necesarias para conseguir el que a priori has definido como tu sueño. Debes de hacer un ejercicio de reflexión muy profundo para evaluar hasta que punto tus fortalezas y motivaciones encajan con él, ya que si esto no se dá, será imposible que puedas cumplir con la realización de tu visión. Tienes que tener muy claro que es lo que más te motiva, evaluar si esa motivación alimenta al sueño que te has planteado. De no ser así, lo mejor es que adaptes tu sueño a tus motivaciones…

3-Explótate.
Una vez que te conozcas perfectamente, y que hayas definido tu visión, debes enfocarte en explotarte, es decir, maximizar cada una de tus fortalezas y alimentar cada día tus motivaciones. Este proceso se retroalimenta, cuanto más desarrollas una fortaleza, más competente serás en esa fortaleza, y como consecuencia de eso, mejor serás, con lo que más valor diferenciador podrás aportar a tu entorno. 
En resumen, cuanto más trabajas en tus fortalezas y motivaciones más serás “tu mismo” y si has definido correctamente tu sueño más cerca estarás de cumplirlo. 
Por otro lado, no quiero que pienses que solamente debes enfocarte en tus fortalezas, también debes aprender a gestionar tus debilidades, y a saber vivir con ellas. Por supuesto que puedes enfocarte en cambiarlas, pero cada minuto de tu vida que inviertas en cambiar una debilidad e intentes convertirla en fortaleza, será muchísimo menos productivo que cada minuto que inviertas en maximizar tus fortalezas. Mi consejo es que aprendas a entender tus debilidades, a vivir con ellas y trabajar para minimizarlas, pero que el grueso de tu enfoque sea en aquello que te motiva y en lo que eres fuerte. Si tuvieras un minuto para invertir en que trabajar, dedica 50 segundos a desarrollar tus fortalezas y 10 segundos a gestionar tus debilidades.

4- Por último, Confía en ti mismo.
Hace unos meses leí en un artículo de Francisco Alcaide Hernández (autor del libro “Aprendiendo de los mejores”) la definición etimológica de Confíanza y me pareció genial. Etimológicamente, la palabra Confianza significa Cum (con) Fidia (Fe), es decir, confianza significa tener Fe. Y eso es lo que hay que tener para poder ser tu mismo y desarrollar tu máximo potencial, tienes que tener Fe en ti mismo. Pero, ¿qué significa tener Fe? Con tener Fe en ti mismo no me refiero a la Fe ciega en la que uno espera que las cosas pasen porque si,  me refiero al tipo de Fe que definió hace muchos años Miguel de Cervantes y que cerrará este post…

“Fe es la virtud que nos hace sentir el calor del hogar mientras cortamos la leña

Tienes que sentir el “calor” de tu sueño, mientras trabajas “cortando la leña” cada día usando el “hacha” de tus fortalezas… Y así conseguirás ser tu mismo y explotar todo tu talento.
Un abrazo
Yayo
 

Esta entrada fue publicada en Liderazgo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s